Mi Cuenta Top

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Suscribirse al blog

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Secretos Antiedad de tu Farmacéutico. Generalidades

 

Parte 1/2     El conocimiento de tu piel te ayudará a prevenir su envejecimiento 

 

   Aunque pudiéramos pensar que hoy día la lucha contra los signos de la edad es una preocupación excesivamente constante en una sociedad donde predominan artificialmente valores como el aparentar joven y saludable por encima de todo, sí que es verdad que hay momentos particulares y fechas concretas en las que esa máxima sería totalmente aceptada, hasta el punto de convertirse en una premisa inexcusable para muchas personas, porque a todos nos gusta lucir una aspecto agradable y estético ¿verdad?

 


 

“¿A quién no le han preocupado, alguna vez, esas arrugas tan acentuadas en torno a sus ojos, labios o frente, en vísperas de una boda, evento social o cena de nochebuena?”

 


 

   A pesar de esto, ni que decir tiene, que es obvio que contra el paso del tiempo y los signos que éste va dejando sobre nuestro rostro, no se pueden hacer milagros. Pero también es verdad que gracias a la dermocosmética, y a los avances que ésta acumula sobre sus formulaciones día a día, sí que podemos mejorar notablemente nuestro aspecto de tal manera que podamos alegrarnos, todas las mañanas, de ver lo vemos frente al espejo. 

 

   Por eso hoy, en este artículo, que se extenderá a lo largo de varias semanas, te vamos a adentrar en el conocimiento de  la morfología y funciones de tu piel así como en los mecanismos por los cuales se generan las arrugas

 

   También y, como la mejor acción es la prevención, te vamos a dar unos consejos sobre cómo prevenir su aparición y, en el caso de que ya las tengas, hablaremos de las propiedades y mecanismos de acción de algunos de los principios activos antiedad más novedosos e incluso de las técnicas empleadas para su aplicación. 

 

   Por último, y con la idea de ayudar a aquellos que quieren un efecto inmediato para momentos concretos, te vamos a descubrir algunos de los secretos de los tratamientos de efecto lifting flash más innovadores. 

 

Todo este tipo de información y mucha más, de diferentes temáticas, puedes tenerla todos las semanas en tu email si solicitas nuestra newsletter en el siguiente formulario

 

 

 

Estructura y funciones básicas de nuestra piel

   La piel es uno de los órganos más grandes y sensibles de nuestro organismo cuyo estado, además de influir en nuestra salud general, puede tener un gran impacto  sobre nuestra autoestima y, por lo tanto, sobre nuestro bienestar psicológico. 


   Anatómicamente la piel está compuesta por tres capas principales que son, desde fuera hacia adentro, la epidermis, la dermis y el tejido subcutáneo. Además cada una de ellas presenta otra serie de subcapas y estructuras anejas con múltiples funciones. 

 

   La epidermis es la capa más externa y fina de la piel y cumple una función protectora frente a toxinas, bacterias y la propia deshidratación. Su naturaleza hidrolipídica (acuosa y grasienta) es la responsable de evitar la penetración de sustancias nocivas a capas más internas así como de evitar la salida al exterior del agua cutánea y posibilitar el crecimiento de lo que se conoce como flora cutánea saprófita. 

 

   La capa intermedia, conocida como dermis, es una capa gruesa y firme, aunque muy elástica gracias a su composición estructural a base de colágeno y elastina fundamentalmente. Estas fibras, además ,están impregnadas por una especie de gel rico en ácido hialurónico responsable del nivel de hidratación de la piel. La dermis desempeña un papel clave en la protección del cuerpo frente a las influencias irritantes externas, la nutrición del resto de capas de la piel desde dentro, la amortiguación de golpes, la curación de heridas y la eliminación de desechos.

 

   Por último, el tejido subcutáneo o subcutis es la capa más interna de la piel y tiene como función principal el de almacenaje de energía, además de  almohadillado y aislamiento del cuerpo. Básicamente está compuesta por grasa, un determinado tipo de colágeno y vasos sanguíneos que discurren por la dermis para culminar en la epidermis. 

 

   Como ya hemos podido intuir, una piel sana es nuestra mejor y primera defensa frente al frío,  el calor, la deshidratación, la radiación solar, la presión, los golpes, las abrasiones, las sustancias químicas, las bacterias y los virus. Gracias a ella somos capaces de regular nuestra temperatura interior, tener sensibilidad, regenerar nuestras heridas y almacenar micronutrientes. 

 

   La piel desempeña también un importante papel psicológico. Dado que se trata del indicador de salud más visible, el estado de nuestra piel afecta al modo en que la percibimos y al modo en que nos ven los demás. Cuando la piel está sana y carece de problemas es capaz de realizar mejor su tarea y nos sentimos más cómodos y confiados.

 

 

¿Porqué se producen las arrugas?

   Los principales motivos por los que se producen las arrugas se asientan,  fundamentalmente, en dos factores: el estilo de vida y las agresiones externas.

    En función de estos factores podemos encontrar múltiples clasificaciones, como las del cuadro siguiente, de las causas de las arrugas según los diferentes autores. 

 

 

   Independientemente de la clasificación de las causas, la realidad es que todos los factores mencionados ejercen un daño progresivo sobre el colágeno, la elastina y el ácido hialurónico que constituyen la dermis y que son los responsables de su tersura y elasticidad. 

 

   El paso del tiempo también juega un papel fundamental ya que, a medida que envejecemos, nuestra producción natural de colágeno y elastina se reducen drásticamente y disminuye la capacidad de la piel para retener el agua. La deshidratación y la pérdida de elasticidad hacen que la piel adquiera un aspecto menos tonificado, que su estructura se debilite  y aparezcan las arrugas.

 


 

“Una reducción anual del 1% de los niveles de colágeno y una disposición creciente de tejido cutáneo desorganizado causan una pérdida de vigor cutáneo y la aparición de arrugas”

 


 

   Este envejecimiento natural no es algo que aparezca con la edad avanzada. Ciertos estudios ponen de manifiesto que sobre los 25 años de edad aproximadamente pueden ya a comenzar a percibirse los primeros signos de envejecimiento cutáneo en general. 

 

 

Localizaciones y tipos más frecuentes de las arrugas

   Las arrugas pueden clasificarse básicamente en dos tipos dependiendo de su origen. Así, podemos diferenciar entre arrugas de expresión, que son las provocadas por los múltiples movimientos repetitivos de nuestra musculatura facial, y las arrugas  de posición, trama y/o laxitud que se deben a los efectos propios del paso del tiempo sobre el entramado de tejido cutáneo. 


   Las localizaciones más frecuentes de las arrugas de expresión son en la frente (como consecuencia de expresiones faciales subjetivas), los ángulos más externos de los ojos (conocidas como patas de gallo y percibidas como las primeras)  y entre la nariz y la boca (más profundas y debidas a procesos de descolgamiento). 

 

   El otro tipo de arrugas suelen localizarse en casi todo el rostro. De inicio aparecen en forma de textura cutánea ondulada y lentamente se convierten en arrugas más pronunciadas a medida que se envejece. 

 

 

Consejos para prevenir las arrugas

   Como habrás podido deducir, con la información que te hemos dado hasta ahora, la aparición de arrugas no es, ni más ni menos, que una consecuencia directa de la forma en la que has tratado y cuidado tu piel a lo largo del tiempo. 

 

   Por eso vamos a mencionarte, en este artículo, una serie de consejos que creemos que, si los adoptas de inmediato en tu rutina de vida diaria, podrían ayudarte a retrasar la aparición de estos indeseados signos de la edad. 

 

 

Consejo nº 1- Preserva tu piel de la radiación solar. 

   No es nada nuevo que el sol acelera el envejecimiento cutáneo y aumenta la probabilidad y velocidad de aparición de las arrugas. Por ello te recomendamos que uses cremas con filtros de protección solar elevado durante todo el año, sobretodo en la cara. Existen muchas texturas y diseños cosméticos que seguro cubrirán cualquiera de las necesidades que tengas en función de tu piel. 

   Ni que decir tiene que tampoco te recomendamos el uso de cabinas de bronceado artificial por aumentar más, si cabe, el daño a nivel de tu piel por efecto de la radiación ultravioleta. Si quieres tener un aspecto bronceado toda la temporada y evitar los signos de una piel castigada por la radiación te recomendamos el uso de autobronceadores con los que conseguirás unos resultados de película. 

 

 

Consejo nº 2- Si eres fumador, has de abandonar este mal hábito. 

   Los efectos nocivos del tabaco no sólo son evidentes a nivel de tu aparato cardiovascular y pulmonar sino también sobre la salud y aspecto de tu piel. Es más, muchos estudios han puesto de manifiesto que los fumadores tienen mayor predisposición a la aparición de arrugas y al cáncer de piel en sus diferentes grados. 


 

“Dejar de fumar en poco tiempo es posible gracias a fantásticos tratamientos que, a partir del 1 de enero de 2020, pasarán a ser financiados por la seguridad social

 


 

 

Consejo nº 3- Evita los cambios drásticos de peso y bebe mucha agua. 

   Los cambios radicales de peso, en periodos de tiempo cortos, como los que tienen lugar con las “dietas milagro” son otro de los factores que pueden contribuir a la aparición de arrugas con el tiempo. Estos cambios afectan de manera importante a la elasticidad de tu piel que se pone a prueba por los continuos ciclos de estiramiento y estrechamiento que favorecen estos hábitos alimentarios. Ello, unido al paso del tiempo y al resto de factores hacen que un día tu piel no sea capaz de recuperar de igual manera su tersura original y comience su camino hacia las arrugas. 

 

   Nuestra recomendación es que hagas una dieta rica, variada y equilibrada en todos los nutrientes. Un esquema sencillo de reparto de nutrientes sería el de hidratos de carbono en el desayuno y almuerzo y proteínas con  moderación por la noche. 


   El consumo diario de cantidades entorno a los 2 litros de agua, preferiblemente fuera de las comidas, favorece la hidratación de tu piel con el consiguiente beneficio de eliminación de toxinas y la preservación de las propiedades beneficiosas antiarrugas de elementos claves como el ácido hialurónico y el colágeno de tu dermis. 

 

 

 

Consejo nº 4Usa gafas de sol si tu fototipo así lo requiere. 

   El uso de lentes correctoras frente a los rayos uv son la mejor manera de evitar la aparición de las primeras arrugas de expresión, las patas de gallo,  en una de las zonas más finas y sensibles a las expresiones faciales compensatorias: el contorno periocular.  

 

 

 

Consejo nº 5- Descansa bien y evita el estrés.

   Dormir al menos 8 horas diarias es algo que, aunque a veces es inalcanzable, por las propias exigencias laborales o familiares, tu piel lo agradecerá notablemente. 

 

   Incluso la postura que adoptes en la cama puede tener consecuencias sobre la futura aparición de arrugas ya que las personas que suelen dormir de lado tienen más probabilidad de sufrirlas que las que duermen boca arriba. 

 

   

¿Porque?  pues te respondemos con otra pregunta ¿acaso nunca te has fijado en las líneas de expresión tan marcadas con las que amaneces en alguno de los laterales de tu cara por haber estado toda la noche de lado? pues prueba a dormir sobre la espalda recta y verás la diferencia. 

 

   Un trajín de vida acelerado y estresado todo el día también es uno de los motivos por los que la aparición de arrugas se hace palpable más pronto que en personas que no lo llevan. Y no sólo por el desgaste oxidativo que provoca este estrés sobrelas células de tu piel sino también por las posturas faciales (muecas, ceño fruncido, mandíbulas apretadas…)  que suelen adoptar este tipo de “pacientes”. 

 

 

 

 

Consejo nº 6- Utiliza los mejores productos dermocosméticos.

   Como última recomendación, pero no por ello menos importante, se encuentra el usar los mejores cosméticos para tus rutinas de cuidado habituales. 

   Es obvio que emplear los mejores productos para la limpieza, hidratación, nutrición y protección de tu piel te harán obtener los mejores resultados sobre la prevención anticipada de la aparición de arrugas en tu rostro y cuerpo. 

 

 

formulario suscripción CONDEDIEZ

 

 

   Hasta aquí nuestro repaso sobre la estructura básica de tu piel, los diferentes tipos de arrugas y nuestros consejos para evitarlas. 

 

   Esperamos que hayas logrado entender lo importante que es adoptar un estilo de vida sano y equilibrado para conseguir que los beneficios de estos hábitos se trasladen de inmediato a tu piel. 

 

Y ahora contestame a esta pregunta

 

¿Estás intentando cumplir con todos estos consejos desde YA?

 

   No sería un mal propósito para el año que viene, ya nunca es tarde para intentar retrasar la aparición de los signos de la edad en tu cuerpo. 

 

   De todas maneras, y porque también somos conscientes de que la naturaleza no es justa con todos por igual y, a veces, tus esfuerzos no son merecidamente recompensados, en el próximo artículo te vamos a contar algunos de los secretos de los principios activos antiarrugas más eficaces presentes en los productos cosméticos mejor valorados del mercado. 

 

¡No te lo pierdas y hasta la semana que viene!

0
Secretos Antiedad de tu Farmacéutico. Tratamientos
Colágeno Hidrolizado, ¿Fantasía o Realidad?
 

Comentarios

¿Ya està registrado? Ingresa Aquí
No hay comentarios por el momento. Se el primero en enviar un comentario.
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Suscribirse al blog

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.
Copyright © 2020 | FarmaCondeDiez. Diseño web por GrupoDw.es

Política de Cookies

Deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies para analizar la navegación de usuarios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

A continuación detallamos de manera clara y precisa las cookies que utilizamos y cuál es su finalidad. También informaremos sobre cómo se configuran o deshabilitan.

Toda la información proporcionada por las cookies, la utilizamos para mejorar nuestra página, detectar nuevas necesidades y valorar las mejoras que podamos introducir con el objetivo de prestar un mejor servicio a los usuarios de esta página web.

Las aplicaciones que utilizamos para obtener y analizar la información de la navegación son:

Esta aplicación ha sido desarrollada por Google, que nos presta el servicio de análisis de la audiencia de nuestra página. Esta empresa puede utilizar estos datos para mejorar sus propios servicios y para ofrecer servicios a otras empresas. Puedes conocer esos otros usos desde los enlaces indicados.

Esta herramienta no obtiene datos de los nombres o apellidos de los usuarios ni de la dirección postal desde donde se conectan. La información que obtiene está relacionada por ejemplo con el número de páginas visitas, el idioma, red social en la que se publican nuestras noticias, la ciudad a la que está asignada la dirección IP desde la que acceden los usuarios, el número de usuarios que nos visitan, la frecuencia y reincidencia de las visitas, el tiempo de visita, el navegador que usan, el operador o tipo de terminal desde el que se realiza la visita.

Esta información la utilizamos para mejorar nuestra página, detectar nuevas necesidades y valorar las mejoras a introducir con la finalidad de prestar un mejor servicio a los usuarios que nos visitan.

Cómo puedes configurar o deshabilitar las cookies:

Para permitir, conocer, bloquear o eliminar las cookies instaladas en tu equipo puedes hacerlo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador.
Puedes encontrar información sobre cómo hacerlo en los navegadores más utilizados.: