Mi Cuenta Top

Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Suscribirse al blog

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.

Consejos y novedades sobre la salud y belleza.

Entérate de las últimas noticias, novedades y tendencias en el mundo de la belleza y la salud.

Complementos vitamínicos: lo que debes saber antes de elegir

COMPLEJOS VITAMÍNICOS

 

 

 

   Tomar complejos vitamínicos y suplementos nutricionales es hoy día una de las principales tendencias “saludables” que más se están compartiendo a través de medios digitales, tradicionales e incluso de la mano de los principales influencers. 

 

    Argumentos como “reponer energía”, “reconectar con la rutina diaria” o “rendir por encima de tus posibilidades” son habitualmente empleados para resaltar las bondades y beneficios que estos complementos pueden añadir a tu estado físico y mental. 

 

    En realidad estos argumentos no están faltos de razón pero antes de dejarse llevar por un consumo impulsivo de estos productos se hace necesario tener clara la respuesta a preguntas como estas: 

 

   ¿Los puedo consumir en cualquier circunstancia?

¿Es necesario consultar al médico o farmacéutico antes?

¿Existen riesgos asociados a su consumo si no los necesito?

 

    Hoy, en este artículo, vamos a responder a estas preguntas y además te vamos a dar una serie de consejos y recomendaciones sobre para qué tomarlos y cuales son los más apropiados. 

 

Si no quieres perderte nuestros contenidos ¿a qué esperas para suscribirte a nuestro blog?

 

 

 

 

¿Cuando están indicados lo complejos vitamínicos?

      Como su propio nombre indica los “suplementos” vitamínicos, o de cualquier   otra naturaleza, sólo están indicados para suplementar estados carenciales  o deficitarios de los mismos en el organismo. No tiene sentido aportarlos a  individuos que no presenten niveles bajos de ninguno de ellos. Es más, en estos casos consumirlos no va a suponer ningún beneficio extra de salud ni va a tener un valor preventivo adicional. 

 

    Tanto en adultos como en la población infantil, con una alimentación     completa y equilibrada no hay necesidad de consumirlos adicionalmente. 

 


 

Con las cantidades que se encuentran en los alimentos es más que suficiente para su normal aprovechamiento

 


   

   Las principales circunstancias en las que sí que están totalmente indicados este tipo de productos son en los estados carenciales secundarios a otras patologías, en individuos con problemas para alimentarse adecuadamente o de ingesta insuficiente y en los procesos fisiológicos normales donde exista un aumento considerable de la demanda, como es el caso de los deportistas de élite o las embarazadas. 

 

Consulta a un profesional antes de consumir vitaminas  

   Es frecuente ver en nuestras farmacias personas que solicitan polivitamínicos con la esperanza de paliar estados de cansancio o debilidad muscular que, aunque podrían verse mínimamente mejorados por la toma de estos productos, no responden, en todos los casos, a déficits de este tipo de sustancias y, por el contrario, sí que encajaría más con enfermedades metabólicas o musculares subyacente que requieren de otro tipo de intervención.

 

    Por ello, antes de optar por consumirlos de forma autodidacta, es conveniente consultar al profesional sanitario más cercano acerca de su idoneidad con el fin de evitar efectos tóxicos y/o perjudiciales para la salud en los individuos que los toman. 

 


   

El consumo de suplementos vitamínicos sin necesidad podría dar lugar a la elevación de los niveles en el organismo (hipervitaminosis) con las correspondiente consecuencias asociadas, sobretodo, en el caso de vitaminas como las  liposolubles que son de muy difícil eliminación

 


   

   Los síntomas del uso inapropiado de este tipo de complementos dependen del tipo de vitamina u oligoelemento que se esté aportando en exceso o sin necesidad. Pueden ir desde síntomas leves como fatiga, náuseas o vómitos hasta insomnio, daños cardiovasculares o alteraciones de la coagulación sanguínea

 

 

Vitaminas: Tipos, indicaciones y efectos adversos  

    Antes de recomendarte aquellas vitaminas adecuadas para los distintos estados carenciales hemos de decirte que su uso puede aportarte tanto beneficios como perjuicios y es por ello que hacemos especial hincapié en que no los consumas por tu cuenta y mucho menos los adquieras en lugares de dudosa fiabilidad.  

 

   Según su naturaleza química, las vitaminas pueden ser hidrosolubles o liposolubles, según se disuelvan en agua o grasa, respectivamente. Esta propiedad es muy importante ya que es determinante para establecer la facilidad con la que las vitaminas se retienen en el organismo y, por tanto, con la que pueden ser utilizadas por este. 

 


 

Una gran parte de las vitaminas hidrosolubles son eliminadas a través de la orina por lo cual es necesario que se aporten externamente a través de los alimentos para evitar escasez de las mismas (avitaminosis)

 


 

   Por el contrario, las liposolubles tienen una mayor tendencia a almacenarse en los depósitos lipídicos del ser humano pudiendo dar lugar a estados de hipervitaminosis que pueden ser constitutivos de un importante riesgo para la salud por acúmulo excesivo de vitaminas. 

 

     Las principales vitaminas que te recomendamos para procesos o alteraciones varios son las siguientes: 

 

  • Vitamina C (ácido ascórbico)  

   Vitamina hidrosoluble esencial para la correcta cicatrización de las heridas, el aprovechamiento de los niveles de hierro, la formación de piel, tendones y vasos sanguíneos al igual que para el perfecto funcionamiento del sistema inmune

 

   Es un excelente antioxidante natural y por tanto contribuye a disminuir el envejecimiento celular. 

 


 

No se produce internamente en el organismo y, al ser hidrosoluble, muy poca cantidad de ella se queda en el mismo. Por ello, es fundamental aportarla externamente, de forma constante, a través de los alimentos

 



 

   Los estados carenciales de esta vitamina pueden manifestarse con múltiples síntomas, de moderada importancia, pero en los casos más graves puede dar lugar a lo que se conoce como escorbuto.

 

   Si te excedes en su consumo puedes sufrir diarrea, náuseas y acidez estomacal y un aumento del riesgo de cálculos renales que podría dañar el riñón. 

 

 

- Vitamina A (Retinol) 

   Vitamina liposoluble que, entre otras propiedades, es clave para la salud de los huesos, mucosas y piel y también es necesaria para tener una correcta visión


   Los estados carenciales de esta vitamina pueden causar procesos   reversibles como la ceguera nocturna o irreversibles como la   xeroftalmia, también  conocida como síndrome de ojo seco. Su déficit  también ocasiona piel seca y escamosa.

 

   El exceso puede cursar con vómitos, dolor de cabeza e incluso, si no se corrige convenientemente podría dañar el hígado al ser el lugar donde se almacena. 

 

 

  • Vitamina E (Tocoferol) 

  Vitamina liposoluble clave tanto por su efecto antioxidante como para  la formación de glóbulos rojos. También es esencial para la dilatación de los vasos sanguíneos, el sistema inmunitario y, junto a la vitamina K, para evitar la coagulación de la sangre.

 


 

Gracias a que también es un potente antioxidante, estudios recientes de investigación le otorgan un papel importante como preventiva en patologías de naturaleza oncológica, cardiovascular, hepática y cerebrales

 

 


  

 Si te excedes en su consumo puede interferir con otras vitaminas, como la vitamina K, y aumentar considerablemente el riesgo de hemorragias cerebrales.

 

 

   Otras vitaminas menos conocidas pero no por ello menos importantes y presentes en todo los complejos polivitamínicos son: 

 

  •  Vitamina K  

      Presente en la escarola y otros vegetales es esencial para una correcta coagulación de la sangre y la formación de los huesos

 

        Los síntomas de su deficiencia son las hemorragias de piel, nariz o estómago. 

 


   

  Cuando procede de vegetales no es tóxica, aún tomando 500 veces más de lo recomendado, pero su versión “sintética” en dosis elevadas puede provocar anemia

 


 

 

  •   Vitamina D  

   Presente en pescados como las sardinas, es clave para mantener sanos y fuertes los dientes y los huesos porque favorece la absorción y aprovechamiento del calcio en el organismo. 

 

   De esta vitamina suele haber bastante carencia, sobre todo en la menopausia, por lo que los médicos suelen recetar suplementos. Pero un exceso puede provocar desde debilidad o vómitos hasta piedras en el riñón.

 

 

  •  Vitaminas B6 y B3 

  Abundantes en el aguacate y salmón. Esenciales para obtener energía y fortalecer el sistema inmune y nervioso

 

 

   Ahora que ya conoces nuestras recomendaciones sobre cuándo tomar estos suplementos y cuáles son las propiedades para tu salud tras su consumo, nos gustaría que te hicieras estas preguntas: 

 

¿Te identificas con alguna de las situaciones deficitarias que hemos mencionado?

¿Crees que deberías suplementar tu dieta con algunas de estas vitaminas?

 

   Si crees que sí o, incluso tienes alguna duda que aún no hemos resuelto en este artículo, puedes indicarlo en los comentarios de este post o a través de nuestro email  Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.  y te ayudaremos de la mejor manera. 

 

   Si ya lo tienes claro, y estás decidido por alguno de los inmejorables productos que tenemos a tu alcance en nuestra farmacia, no dudes en darte una vuelta por nuestra tienda online o tienda física y aprovecha las ventajas de ser usuario de nuestra web. 

 


formulario suscripción CONDEDIEZ

   

 

 
 
 

Responsable: Farmacia Conde Diez, siendo la Finalidad; envío de mis

publicaciones así como correos comerciales. La Legitimación; es gracias

a tu consentimiento. Destinatarios: tus datos se encuentran alojados en

mis plataformas de email marketing Active Campaign ubicada en EEUU

y acogida al Privacy Shield. Podrás ejercer Tus Derechos de Acceso,

Rectificación, Limitación o Suprimir tus datos en Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo..

Para más información consulte nuestra política de privacidad

Continuar leyendo
0
  49 Hits
  0 Comentarios
49 Hits
0 Comentarios

Cómo afecta el exceso de ruido a nuestra salud

hermosa-joven-cubriendo-sus-orejas-sobre-fondo-gris_1301-7749

En España, casi 9 millones de personas soportan ruidos por encima de los recomendados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), algo que sin que nos demos cuenta, repercute de forma directa en nuestra salud auditiva pero también, en nuestra salud general.

El tráfico, los aviones, las discotecas y bares musicales, la maquinaria de obra y construcción… son muchos los ruidos a los que estamos sometidos en nuestro día a día y muchas veces no somos conscientes de ello. Sin embargo, la exposición prolongada a niveles elevados de ruido puede ser perjudicial para nuestra salud y para nuestra calidad de vida.

El ruido nos puede afectar a la salud de las siguiente formas 

Pérdida de audición. Ha sido comprobado que la exposición continua a altos niveles de ruido tiene una relación directa con la pérdida de audición. Un 5 y un 10% de las personas que suelen escuchar música con auriculares pueden adelantar la aparición de problemas auditivos 20 años, manifestándose los trastornos típicos de personas de 60 años ya a los 40 años.

Quita el sueño. Durante la noche se marcan niveles de ruido inferiores, para garantizar el silencio tan necesario para el descanso. Sin embargo, muchas veces estos niveles se sobrepasan por el tráfico en las ciudades. Si el ruido no nos deja dormir se alteran los ciclos y la profundidad del sueño, y el descanso disminuye provocando el estado de ánimo depresivo.

Problemas cardíacos. Quien quiera cuidar su corazón debe protegerse del ruido, los altos niveles de ruido provocan que nuestro organismo reaccione activando las respuestas hormonales nerviosas y provocando un aumento de la tensión arterial, la frecuencia cardíaca, la vasoconstricción y la sangre se vuelve más espesa, provocando también cambios en el sistema endocrino y nervioso que afectan al sistema circulatorio contrayendo enfermedades cardiovasculares.

Altera. La contaminación acústica en nuestro entorno es un factor ambiental que nos molesta y perjudica nuestro bienestar. Afecta a nuestra capacidad de atención, nos genera estrés, nerviosismo o irritabilidad, también puede provocar trastornos del aprendizaje de la memoria, disminuye la motivación, e incrementa la irritabilidad y la agresividad.

Niños son más vulnerables que los adultos a padecer los efectos del ruido. Aquellos que viven en hogares ruidosos suelen presentar un menor desarrollo cognitivo, del lenguaje y presentan peor comprensión lectora, sufriendo también un déficit de atención y memoria.
El ruido afecta desde antes de nacer. Vivir en un entorno ruidoso puede alterar la salud del feto e incluso del recién nacido, provocando pérdida auditiva o retraso en el crecimiento, si la madre ha estado expuesta a ruido crónico durante el embarazo.

Recomendaciones para cuidar nuestros oídos

  • Regular adecuadamente el volumen de los reproductores de música y aparatos electrónicos, especialmente si se utilizan auriculares.
  • Ajustar a un nivel adecuado el volumen de televisores, radios y otros dispositivos electrónicos mientras los usamos.
  • Limitar el tiempo de estancia en ambientes ruidosos o de actividades de ocio con niveles muy elevados de ruido como discotecas, conciertos, etc.
  • Respetar las horas de descanso propias y ajenas, evitando ruidos durante esos periodos.

Recuerda que, para tener una vida saludable, es necesario cambiar algunos hábitos para que nuestro bienestar nos lo agradezca.

Continuar leyendo
0
  28 Hits
  0 Comentarios
28 Hits
0 Comentarios
Espera un minuto, mientras que estamos haciendo el calendario

Suscribirse al blog

Últimos Comentarios

Sin comentarios todavía.
Copyright © 2019 | FarmaCondeDiez. Diseño web por GrupoDw.es

Política de Cookies

Deseamos informarte que nuestra página web utiliza cookies para analizar la navegación de usuarios.

¿Qué son las cookies?

Las cookies son pequeños archivos de texto que se almacenan en el dispositivo del usuario de Internet al visitar una página web. Es el operador del sitio web el que determina qué tipo de información contiene dicha cookie y cuál es su propósito, pudiendo además ser utilizada por el servidor web cada vez que visite dicha web. Se utilizan las cookies para ahorrar tiempo y hacer la experiencia de navegación web mucho más eficiente. No obstante, pueden ser usadas con varios propósitos diferentes que van desde recordar la información de inicio de sesión o lo que contiene su pedido de compra.

A continuación detallamos de manera clara y precisa las cookies que utilizamos y cuál es su finalidad. También informaremos sobre cómo se configuran o deshabilitan.

Toda la información proporcionada por las cookies, la utilizamos para mejorar nuestra página, detectar nuevas necesidades y valorar las mejoras que podamos introducir con el objetivo de prestar un mejor servicio a los usuarios de esta página web.

Las aplicaciones que utilizamos para obtener y analizar la información de la navegación son:

Esta aplicación ha sido desarrollada por Google, que nos presta el servicio de análisis de la audiencia de nuestra página. Esta empresa puede utilizar estos datos para mejorar sus propios servicios y para ofrecer servicios a otras empresas. Puedes conocer esos otros usos desde los enlaces indicados.

Esta herramienta no obtiene datos de los nombres o apellidos de los usuarios ni de la dirección postal desde donde se conectan. La información que obtiene está relacionada por ejemplo con el número de páginas visitas, el idioma, red social en la que se publican nuestras noticias, la ciudad a la que está asignada la dirección IP desde la que acceden los usuarios, el número de usuarios que nos visitan, la frecuencia y reincidencia de las visitas, el tiempo de visita, el navegador que usan, el operador o tipo de terminal desde el que se realiza la visita.

Esta información la utilizamos para mejorar nuestra página, detectar nuevas necesidades y valorar las mejoras a introducir con la finalidad de prestar un mejor servicio a los usuarios que nos visitan.

Cómo puedes configurar o deshabilitar las cookies:

Para permitir, conocer, bloquear o eliminar las cookies instaladas en tu equipo puedes hacerlo mediante la configuración de las opciones del navegador instalado en su ordenador.
Puedes encontrar información sobre cómo hacerlo en los navegadores más utilizados.: